Bots: incrementando números, disminuyendo engagement.

Las redes sociales son muy importantes para el relacionamiento con clientes y usuarios. Estas nos permiten interactuar de manera natural con los consumidores, conocer sus opiniones y brinda una ventaja: la comunicación directa y sin intermediarios. Sin embargo, muchas veces y por escaso conocimiento del funcionamiento de la vida digital, se tiene la creencia que lo más importante son las cifras crudas, como el número de seguidores o la cantidad de likes en las publicaciones y páginas. Por ello se ha popularizado el uso de “Bots” para engrosar esos números.

Los “Bots”, en el caso de las redes sociales, son usuarios ficticios que a través de una configuración programática ayuda a aumentar de manera artificial las cifras en redes sociales, posicionar un tema, promover tendencias o generar tráfico en una página. Esto permite que en poco tiempo y de manera automática incrementen las métricas, lo que para muchos suele ser el objetivo final de sus estrategias. Sin embargo, esta práctica puede llegar a ser perjudicial debido a que no genera ningún engagement, estos usuarios ficticios no visitan tiendas, no realizan compras, ni tampoco cuentan con opiniones o reacciones reales y le resta confianza a la marca o empresa.

Así como para una junta directiva un libro de contabilidad maquillado puede ser una causal de despido y restructuración empresarial, para un usuario unas cuentas manipuladas pueden destruir la imagen y hacer que se pierda la credibilidad de una marca, que en términos digitales lo es todo.

Dejemos de medir nuestros resultados basándonos en una cifra cruda, una gráfica incremental puede ser muy atractiva e ideal, pero los verdaderos resultados se ven en las ventas, la fidelización y el amor por su empresa.